Metodología iADN

“Liderar es dejar innovar dentro la empresa. Innovar es ser lider fuera en el mercado”

 


 

Por qué IADN ?

 

Innovación-Adaptación-Desarrollo-Negocio

Es un modelo integrador de varias metodologías que centra la estrategia principal de la compañía en la visión del ciclo de vida del producto, definiendo bien las distintas fases por las que transcurre cada idea para transformarse en producto y su repercusión en el mercado. Todo ello dentro de una cadena de innovaciones o de reinvenciones sucesivas que tienen como clave reforzar el posicionamiento de la marca de la empresa.

 

Cuando lanzamos un producto al mercado, cada resultado económico anterior nos obliga a seguir innovando sucesivamente, una innovación tras otra, para no perder el posicionamiento como marca de referencia de cara al consumidor frente a la competencia. El desarrollo de esta cadena de valor viene dado por cómo se va a percibir el producto por los 5+1 sentidos. Es decir, independientemente de poder apreciar ampliamente las cualidades por nuestros sentidos físicos, la decisión final de compra siempre estará condicionada al sentido de pertenencia que proyecta cada nuevo diseño de producto como marca de la compañía.

 

5 sentidos + 1 sentido de marca = Decisión de compra

 

GRAFICO

 

Esto afecta por igual tanto a desarrollos de productos, como a la gestión de servicios, o simplemente a mejoras estructurales internas de la propia empresa, de forma que cada innovación por separado y todas ellas en conjunto, deben corresponder con la confianza depositada en la marca por el cliente y todo lo que representa. El sumatorio de todas y cada una de las innovaciones repercutirá en una mayor proyección y en una mejora de posición en el mercado

En otras palabras, sitúa la marca de empresa como eje principal en torno a cual debe girar toda la capacidad innovadora de la compañía.

 

 

En esta línea, la metodología de IADN define cuatro etapas para una correcta gestión de la innovación en un bucle sin fin estableciendo cada experiencia anterior como fuente de inspiración para cada nuevo producto

 

GRAFICO

 

Filosofía disruptiva de IADN

 

I > Innovación. El comenzar de una nueva forma de ver las mismas cosas.

Primero tenemos la idea. Un simple boceto en una servilleta de un bar ya supone el inicio de la innovación, porque pensamos de forma diferente y abierta. Innovamos cuando aportamos un nuevo valor a la sociedad.

 

A > Adaptación. Implementar la idealización en un entorno real donde priman las competencias, la Propiedad Industrial, etc

Es vital conocer las necesidades del mercado y adaptamos a la realidad, donde el público pide constantemente una mejora o incremento de posibilidades del producto. Necesitamos – de alguna manera- adaptar el producto al cliente y no al revés.

 

D > Desarrollo. Búsqueda de partners para alcanzar el mínimo producto viable. Prototipar, producir, testar y reinventar.

Un enfoque conciso de las necesidades junto con una correcta valoración de los riesgos, nos permite desarrollarla ampliamente. Prototipado, pruebas, desarrollo del mínimo producto viable en conjunto con los proveedores (producción, logística, distribución, marketing funcional), etc.

 

N > Negocio. Promover toda actividad que permita llevar al mayor número de clientes el desarrollo más inteligente del producto.

Finalmente ponemos todas las energías en el canal de venta apropiado, previo chequeo a pequeña escala mediante un test de mercado, mientras R&D vela por la gestión de mejora constante y nuevos productos en base a la experiencia y a la respuesta del mercado. Todo el valor aportado genera en el cliente una necesidad de compra por el sentido de pertenencia a la marca de la empresa.