Dirección externa en I+D

Externalizar para reforzar la capacidad de innovación puede ser una buena opción, al igual que normalmente se externalizan otros servicios clave para una compañía como son la contabilidad, el marketing, etc…

Nosotros acomodamos tu producto dentro del nuevo escenario de democratización de la innovación siempre centrados en el usuario.


¿Qué beneficios aporta el outsourcing en I+D de IADN?

1. Mejorar el time to market, que básicamente no es sino acortar la cantidad de tiempo que se tarda en desarrollar un nuevo producto desde su concepción inicial hasta su “primera venta en el mercado”, llevando el producto específico al cliente tan pronto como sea posible o perfilando un producto con un enfoque global para presentarlo en una feria comercial.

2. Fomentar y liberar la capacidad de talento del equipo de la empresa.

3. Incrementar la capacidad de innovación. Adquirir flexibilidad para hacer cambios, mediante el ajuste de los requisitos del producto durante el desarrollo en respuesta a comentarios de los clientes, hasta la entrega del producto. En otras palabras, complementar la gestión del Trendhunting de la propia empresa.

4. Reducir costes. La innovación no se mide por la cantidad de recursos empleados, sino por una buena gestión desde el inicio mismo del proyecto.

5. Elaborar informes de evaluación del potencial tecnológico del proyecto.


¿Qué podemos solucionar?

1. Mejorar el entorno de confianza empresarial, sobre todo cuando se trata de gestionar la propiedad intelectual de la compañía y consolidar sus conocimientos del mercado.

2. Falta de comunicación/coordinaciones interdepartamentales que generan ineficiencias en entornos de oportunidad muy cambiantes.

3. Falta de un liderazgo claro en el proyecto que se traduce en problemas operativos o una lentitud en el área de desarrollo muy poco competitiva.

4. Excesivo foco en la tecnología a desarrollar, cuando en realidad el proceso innovador es algo cíclico en una empresa, y que inevitablemente abarca desde la generación de ideas hasta el marketing más disruptivo posible, siempre que tengamos una definición clara del modelo del negocio teniendo en cuenta el tiempo del ciclo de vida del producto.


Habilidades directivas

· Dirección área técnica del proyecto.

· Gestión de la P.I  y negociación de licencias de explotación.

· Evaluación del riesgo tecnológico.


¿Con qué partners contamos?

· Centros tecnológicos.

· Universidades y Escuelas Técnicas.

· Diversas empresas de servicio de ingeniería, consultoría y en general orientadas a este servicio.

· Agentes de la propiedad Industrial.